¿Ceremonia civil o por la Iglesia? Esa es la cuestión.

Después de haber decidido si celebraréis una boda religiosa o civil debéis escoger si os queréis casar en el ayuntamiento, en un juzgado o en la parroquia de toda la vida. Aunque hay algo que os ronda por la cabeza... ¿será posible celebrar la boda y el convite en el mismo lugar?

Para la novia: Desde que eras niña has soñado con una boda rústica, de película. Una boda en la que dirás ¡sí, quiero! al abrigo de un frondoso árbol que se erige imponente ante un eterno campo de maíz, que se extiende hasta el horizonte donde se pintan atardeceres dorados, puestas de sol de ensueño y donde el amor se puede tocar.

Para el novio: Sabemos que lo ideal es que la ceremonia y el banquete se puedan celebrar en un único sitio, y así evitáis los desplazamientos a los invitados, además de ahorrar tiempo y extravíos de última —consecuencia de un GPS turulata—, o el monumental enfado de la mítica tía segunda —mujer de armas tomar— porque ha tenido que caminar unos cientos de metros con unos tacones de vértigo.

Pues bien, en Las Casas de Adamil somos especialistas en hacer realidad los sueños de todas las novias y de cumplir las expectativas de los novios más exigentes. Ofrecemos diferentes espacios para que podáis celebrar vuestra boda, ya sea una ceremonia civil o religiosa, en el mismo sitio donde queréis deslumbrar a familiares y amigos con un banquete digno de todas las estrellas Michelin.

Ven a vernos dinos: ¡SÍ, QUIERO!

¡CONTACTA CON NOSOTROS!