Lo importante está en en interior.

Cierra los ojos y haz una wish-list de cómo te gustaría que fuera el lugar donde siempre soñaste casarte.

Ahora, ábrelos y adéntrate en el salón de Las Casas de Adamil, siéntate en cualquier silla del salón y visualiza a todas las personas que quieres y que te quieren celebrando contigo el día más importante de tu vida: el día de tu boda. Rebusca en tu interior y compara tus sueños con la realidad, descubrirás que lo tenemos todo como a ti te gusta; cada centro de mesa, cada detalle, incluso cada rayo de sol que se cuela por los grandes ventanales.

Entorna los ojos, recorre con la mirada cada rincón y verás una encrucijada de enormes vigas que surca los altísimos techos desde donde penden unas imponentes lámparas de hierro forjado, obra maestra de los orfebres más virtuosos del Somontano. El salón de Las Casas de Adamil es tan luminoso que parece albergar al mismísimo sol, además es una estancia espaciosa y versátil que, con buen gusto y una decoración personalizada, se adapta a todos tus deseos.

¿Quieres casarte con nosotros? 🙂

¡CONTACTA CON NOSOTROS!